Hice el CLEAN | 23 de Julio 2012 al 13 de Agosto de 2012

Hace ya un tiempo que tenía ganas de hacer el CLEAN, en parte ya que soy íntimo amigo de su creador, el Dr. Alejandro Junger, y a los amigos hay que apoyarlos y ya llevaba un buen atraso en eso. No fue ese el único motivo, Alejandro ya me había comentado que para alguien sano y que se preocupa en su forma de vida de no hacer muchas macanas con su alimentación, también vale la pena hacer el CLEAN ya que nadie esta liberado de la intoxicación constante que sufrimos diariamente y que se va acumulando con los años al vivir en ciudades y al alimentarnos con comidas con tratamiento industrial de todos tipo. El cuerpo esta siempre en un proceso constante y natural de desintoxicación, pero me convenció que cada tanto es bueno ayudarlo y darle el espacio para hacer una limpieza profunda.

Pues cuando me enteré que mi cuñado Mario la comenzaba por segunda vez (con la primera se sacó 11kgs extra de arriba y todos sus valores que tenía complicados como colesterol, presión alta, etc., le bajaron a niveles normales), decidí entonces sumarme y confieso que en parte quizá por cómodo, pensando que así iba a obtener viandas y algunas comidas desde la casa de mi hermana sin tener que laburar mucho para hacerme de las comidas especiales del CLEAN.


Además ambos habíamos retornado de un viaje familiar a Salta-Jujuy y le habíamos dado a la comida abundante como todo buen viaje amerita. Además y como de costumbre en Argentina, se come tan bien en casi que cualquier lugar: ¡no hubo día tranquilo en ese aspecto!

(Como al final de la nota subo una foto personal post CLEAN, aquí va una foto pre CLEAN):

¡En Salta, Argentina, sosteniendo la cámara de mi sobrino Lucas mientras él me saca una foto con mi cámara!


aunque lo ideal hubiera sido sacar dos fotos similares, esto no es posible ya que nunca percaté en su momento que iba a terminar compartiendo esta experiencia).

Pero al final que me tuve que arreglar medio solo con el apoyo de mi esposa ya que esta vez mi cuñado Mario la abandonó a los pocos días, ¡por tentaciones curinarias varias!

Confieso que no he leído el libro CLEAN en forma completa (¡sigo en falta con mi amigo!), por lo que mi CLEAN fue relativamente simple, guiándome con lo que Mario me informó debía hacer más los consejos on-line vía Facebook que me iba tirando Alejandro.

En fin, lo mío fue bastante simple:
  • un buen jugo a la mañana, y sin límites de tamaño (llegue a tomar un litro de una);
  • una buena comida sólida para el almuerzo;
  • y la famosa sopa con verduras, compradas por mi directo en la feria de los martes de Villa Biarritz, a la noche.
y un par de reglas muy importantes que hay que seguir y saber:
  • nada de lácteos o sus derivados;
  • nada de harinas, gluten, levadura: ¡fuera el pan, galletitas, galletas...!;
  • nada de huevos, soja y sus derivados, trigo, avena, centeno, cebada;
  • nada de papas, boniatos, y ese tipo de delicias;
  • nada de cítricos excepto el limón y la lima (ah, kiwi se puede pero la mandarina no);
  • no a la banana, frutillas, tomates, el morrón, las berenjenas y uvas, y el maíz y el choclo;
  • nada de frutas cocidas;
  • nada de productos industrializados: ¡ni siquiera galletas de arroz!;
  • nada de miel, en general evitar comida con alto contenido de azúcar (por ejemplo, optar por manzanas verdes en vez de rojas);
  • consumir probióticos, aceite de oliva extra virgen;
  • en lo posible inclinarse por opciones orgánicas.
Aquí una lista más oficial de lo que está permitido incluir y lo que no:



Y así partí... en la mañana rotaba jugos. He aquí mis combinaciones (usando un extractor de jugos; no use nunca la licuadora para prepararlos):
  • remolacha, zanahoria, lima, piña, mango;
  • manzana verde, apio, espinaca, pepino, broccoli.

Admitiendo algunas variaciones dependiendo de lo que me quedaba en la heladera, esos dos fueron la base de mis jugos durante el CLEAN, muy ricos además, así que los desayunos fueron siempre extremadamente disfrutables.

Para el almuerzo, si era fuera de casa, pedía por lo general un pescado (salmón, brótola, pescados siempre de agua fría) con una buena ensalada, algún vez pedí chipirones con cebolla, pero en su momento dude si estaría permitido o no; ahora no dude en ¡tirarme a saborearlos! Si, ya se, no se puede ningún frutos de mar. Pues bien, ¿quién esta ajeno a los pecados? Como repite siempre Alejandro, lo importante es hacer el CLEAN, aún si no lo hacemos perfecto. Es como que limpiemos nuestra casa pero dejemos algún rincón olvidado, aún así nuestra casa lucirá mucho mejor luego de la tarea.

Cuando almorzaba en casa, entonces básicamente comía quinoa con lentejas, o cuscus con lentejas (che,  cuscus no se podía... y bueno voy sumando pecados), más mucha ensalada. Una o dos veces con arroz integral con espinacas, pero creo que es mejor evitar comer mucho arroz. Siempre todo con mucho aceite de oliva. La verdad muy rico, así que con el almuerzo uno siempre la pasa bien. Y no medía las porciones, comía la cantidad que me satisficiera.

Así que llegamos a la cena, el punto creo yo clave ya que acostumbrado más a cenar que a almorzar sabía que era el que más me iba a costar. A mi la sopa me gusta, pero 21 días de sopa, resulta nada atractivo.

Pues bien, la sopa fue casi siempre la misma; fuera de dos días que tome la versión que hacen en la casa de mi hermana y las últimas noches la que me hizo casera y con sus propias manos mi mamá (que fue la sabrosa y que degusté durante mis últimas noches de CLEAN).


  • Zanahoria, puerro, nabo, apio, espinaca, zapallo, calabaza, con agua de OSE filtrada. Con una olla bien grande, se le retira luego el caldo, se pasa por la licuadora y da como para 5 noches de una sopa con consistencia para uno sentir que realmente cenó. Además de esta forma no hay que cocinar la cena tan seguido: ¡así de simple!

Las tres primeras noches confieso que me quedé con bastante hambre y algo de dolor de cabeza, pero al principio la motivación siempre puede más que las tentaciones así que: a la cama con hambre que no pasa nada.

Al cuarto día tomaba la sopa y no me quedaba con hambre, no si si porque ya me estaba aburriendo de tomar sopa o por los efectos del sistema CLEAN.

Y así todas las noches con la famosa sopa casera, que ya no me daba mucha gracia y es más ya al final me daba igual irme a dormir habiendo tomándola o no. De todos modos cumplía con mi deber y dejaba el plato de sopa vacío.

De vez en cuando disfrutaba de algún snack. Dátiles, almendras, nueces, castañas de caju, orejones de damasco o durazno, manzanas verdes, goji berries.

El 30 de Julio hablé por skype con Alejandro y me señaló qué complementar a mi dieta de los productos que tenía en casa, algunos que había comprado en viajes, otros que compré localmente. Los que son en polvo o semillas (dejarlas antes un par de horas remojdas en agua), se pueden agregar a los jugos de las mañanas o en la sopa. Paso entonces a ilustrar lo que Alejandro le dio el visto bueno de mi botiquín personal:


Lo importante aquí es el MSM, que creo se consigue fácilmente en Uruguay.

SPIRULINA: Me lo recomendó una vez mi primo Nacho. Se consigue en Uruguay en Mercado Verde.

TULSI-HOLY BASIL: me lo compré luego que Alejandro un día lo recomendara en uno de sus tantos vídeos que sube.

GOJI BERRIES: ¡Son super ricas!

CHIA SEEDS: Tienen muy buena pinta.

CAMU: sabe impresionante, de cabeza a los jugos.

ACAI: Es riquísimo para los jugos.
MACA: tiene medio gusto a café

Lo importante aquí son los suplementos que aquí muestra, como Burdock y Dandelion root, Milk y Blessed Thistle, etc.

Y los dos que siguen que los compré en Mercado Verde que lo use como agredados para la sopa nocturna (y el lino cada tanto con las ensaladas del mediodía):
ALGAS: tienen gusto muy intenso, así que poner pocas.

LINO MOLIDO: fácil de conseguir, ¡incorporarlo si duda!

Tranquilos, se que mucho de esto no se consigue en Uruguay, pero sinceramente no creo que ninguno de estos componentes haya sido determinante en el proceso CLEAN. Seguro ayudaron, pero me sentiría bien haciendo el CLEAN sin ellos también. El tema es que los tenía entonces quería aprovechar a usuarlos y a que siempre lo que me termina pasando es que: ¡se me vencen antes de poder usarlos! De todos modos considero que los dos últimos, el lino y las algas valen mucho la pena para las sopas y seguramente fueron los que más me ayudaron de todos los de la lista de acompañantes no feriales.

Por más información resumida y oficial: CLEANSE MANUAL.

2 de Agosto le comento a Alejandro vía el messenger de facebook:

      Lo que me esta pasando de nuevo es que cada vez tengo menos hambre! :)
      ... y estoy perdiendo peso
      de todos modos ayer corrí y me sentí bien en cuanto a energías, tanto a la ida como a la vuelta (no mucho, 2K para cada lado).
      me dijiste que no hicieron deporte... pero necesito hacerlo para sentirme bien.

y me respondió:

      Yo solo te puedo dar conceptos en general, pero vos sos el que vive adentro de tu cuerpo. Hace lo que tu intuición y experiencia te diga. Todos somos diferentes. Te dije que no hicieras deporte porque me dijiste que te sentías débil. Pero si te hace sentir mejor, dale nomas.

3 de Agosto... quizá producto de mi corrida:

      voy por el día 10 y la verdad que hoy por momento me vino mucha hambre! pero sigo al firme, riguroso con el plan.

Agosto 7:

Jimmy:

      ya voy por el día 16 y todo bien... la al final perdí peso también... no se exacto pero entre 2-3 kilos
      ¡ya me dicen larguirucho! :-)

Agosto 10

      terminando el día 19 del Clean al firme!

Agosto 11 Alejandro me consulta:

       Te valió la pena hacer el programa ?

y mi respuesta:

       Si, claro que valió la pena, pero no se medir los efectos positivos que deben haberme producido luego me hago un exámen de sangre, te parece? a ver que valores me da.

       Lo que siento diferente es que estoy más flaco (2-3kg menos), 100% deshinchado y no se si es subjetivo, pero siento que respiro mejor, más liviano, con más facilidad (aunque respirar no era un tema para mi, todo lo contrario), pero es como me da ahora gusto respirar, cuando antes ni me llamaba la atención.

Alejandro:

       si, se te limpiaron los pulmones. es muy común que le pase esto a la gente.

y me compartió una nota del foro del "Clean program":
Finished the 21-day cleanse and my nasal congestion too! (hay que registrase para leerla, algo muy recommendable ya que en el foro hay muchísima información e intercambio de experiencias y muchas recetas, aunque yo no me base en ninguna de ellas).

Agosto 14, Mi primer día fuera del CLEAN. Le doy tranqui, y no salto a darme todos los gustos.

Y si, le meto con toda el viernes 17, con panqueques 4 quesos (mi primer ingesta de lácteos luego de casi un mes de abstinencia), unos ñoquis que mataban y ¡panqueque de dulce de leche de postre! Sábado 18, más que nada por la noche ya que a la medianoche era el cumple de mi padre, le di a un postre chaja de frutilla, casero: ¡y me serví como tres veces!

Agosto 19

Me despierta la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM), con sus megáfonos solicitando a que se retiren los autos ya que en pocas horas larga la 3ra edición de la media maratón de Montevideo. Salgo a ver el espectáculo de los guinches y no se puede creer el día divino que nos estaba regalando ese especial domingo de invierno. He corrido unas cuentas 10K, pero nunca carreras más largas; pero la combinación del CLEAN, las energías recuperadas por las comidas de los dos días anteriores, el día divino, je, me dije... me tiro a correrla y que ¡sea lo que sea!


   Hola Ale, hoy corrí mi primer half marathon, sin entrenar y luego de una semana de haber terminado el clean. Me sentí super bien respecto al aire ya que siempre podía respirar muy fluido, sin tranca.. las piernas no querían responder luego del km 15, pero como la mente y la respiración andaban bien llegue sin problema luego de 2:50 de ejercicio: ¡sin pausa! ¡Abrazo!

Llegué creo yo penúltimo.

Recuerdo que el reloj marcaba 2:53 (salí dentro del polotón de los últimos en la largada) y por lo que salió en kronos.com.uy el último registardo marcó
02:54:55
en su reloj.

El chico que juntaba los chips y daba las medallas me preguntó: "¿la corriste toda?" Pues creo se dio cuenta que mi palabra era honesta ya que apenas si podía caminar. Y para mi beneplácito: ¡me regaló la medalla!

Rambla, Parque Rodó, Montevideo, Uruguay. Foto tomada por mi hermano al terminar la corrida. Danny  me hizo el aguante en los últimos km con su bici de ironman: ¡gracias!


La verdad que ni la medalla ni llegar penúltimo o último fue o es lo importante. Lo trascendente es hacer algo que implique un desafío personal y llevarlo a cabo. Es algo que hacemos para nosotros mismos, ni para los demás ni por los demás (aunque luego siempre da placer compartirlo). Y aunque sea una frase trillada, no deja de ser muy cierto que cuando mejor estamos, más capaces seremos de tender manos. Por es también es tan importante cuidarse y estar bien. Y por eso también le recomiendo a todos a probar el CLEAN. Cada uno tendrá su resultado y la experiencias será particular y diferente. Pero no veo más que elementos positivos de esta interesante experiencia de menos de un mes; las tres semanas de la dieta CLEAN.

Los dejo con el video de la charla que luego mantuvimos con Alejandro en Ikatu, ya que luego de mi CLEAN algunos en Ikatu mostraron su interés (de hecho ya hay algunos haciéndolo) y me pareció que podía utilizar mi privilegio de ser amigo de Alejandro para compartir su sabiduría con mi gente.

Pues aquí va:

Alejandro en este vídeo nos explica de forma muy clara y didáctica como la vida lo llevo por el camino que lo encuentra ahora como líder y fundador del programa CLEAN (hoy considerado por el célebre Dr. Oz como el padre del detox) y los principales sustentos de su sistema y termina con preguntas y dudas planteadas por Ikatu, en la que responde y promete un segundo encuentro para continuar con el diálogo y evacuarnos todas las dudas que nos puedan quedar pendientes.

Más información: mi segundo Clean y mi cuarto Clean.